NUEVOS-EMPLEOS

La irrupción de los robots en el mundo laboral da bastante miedo, sin embargo una nueva investigación del Foro Económico Mundial aporta cierto optimismo. Según los investigadores, si bien es cierto que, para 2025, más de la mitad de todas las tareas actuales en el lugar de trabajo serán realizadas por máquinas, en comparación con el 29% actual, se espera que se creen 133 millones de nuevos empleos para 2022, en contraste con los 75 millones que serán desplazados.

 

PACTO ENTRE LOS AGENTES DEL MERCADO LABORAL

 

Y es que, según el estudio The Future of Jobs 2018, si bien se espera un crecimiento neto positivo del empleo gracias a los robots, habrá un cambio significativo en la calidad, ubicación, formato y permanencia de los nuevos empleos.

 

De hecho, se prevé que las empresas recurran más a contratistas que realizan tareas especializadas, contraten a los trabajadores en disposiciones más flexibles, cuenten con personal a distancia y modifiquen las ubicaciones donde opera su organización para garantizar el acceso al talento.

 

El impacto de la automatización en los ingresos de los trabajadores varía, según los distintos analistas y puede profundizar en la polarización de las rentas. Por ejemplo, el informe de Bain & Company, muestra que es probable que los trabajadores que actualmente ganan entre 30.000 y 60.000 dólares anuales experimenten la mayor disrupción de la automatización.

 

Se espera que la automatización tenga un impacto más reducido en aquellos con ingresos entre 60.000 y 120.000 dólares al año y el menor impacto negativo se registrará en aquellos que ganan más de 120.000 dólares. El propio Stephen Hawking alertó en un artículo sobre la gran desigualdad económica que está produciendo el progreso tecnológico.

 

 

TRABAJADORES DESCOLGADOS DE LA AUTOMATIZACIÓN

 

El mismo informe del Foro Económico Mundial apunta que habrá trabajadores que se queden los márgenes del camino hacia la automatización. Basándose en una encuesta a directores de recursos humanos y los principales ejecutivos estratégicos de empresas pertenecientes a doce sectores y veinte economías desarrolladas y emergentes (que en conjunto representan el 70% del PIB mundial), el informe revela que el 54% de los empleados de las grandes empresas necesitaría reciclar y mejorar sus capacidades considerablemente para aprovechar al máximo las oportunidades de crecimiento que ofrece la Cuarta Revolución Industrial. Al mismo tiempo, algo más de la mitad de las empresas encuestadas declararon que planeaban recualificar solo a los empleados que desempeñan puestos clave, mientras que solo un tercio planea recualificar a los trabajadores en riesgo.

 

Se esperan carencias de capacidades considerables, y se prevé que el sector de la aviación, los viajes y el turismo tendrá la mayor necesidad de recualificación en el período de 2018 a 2022. Las brechas de capacidades también son una preocupación particular en los sectores de la tecnología de la información y la comunicación, los servicios financieros e inversores, y la minería y los metales. Es menos probable que el sector de la movilidad en general busque recualificar a sus empleados actuales, mientras que los líderes empresariales en los sectores de la salud global y la atención médica, química, materiales avanzados y biotecnología tienen más probabilidades de volver a formar a sus trabajadores.

 

Como vemos, la gran perturbación que la automatización impulsada por los robots supondrá en la fuerza de trabajo mundial traerá cambios significativos en la calidad, ubicación, formato y permanencia de los puestos, lo cual requerirá una gran atención por parte de los líderes del sector público y privado.

 

 

¿Y QUÉ TIPO DE TRABAJO SE CREARÁ CON LA IRRUPCIÓN DE LOS ROBOTS?

 

seleccion digital de personalSegún el mismo informe del Foro Económico Mundial, entre el conjunto de puestos que se espera que experimenten una creciente demanda en todos los sectores, figuran los analistas de datos, científicos, desarrolladores de software y aplicaciones, y especialistas en comercio electrónico y redes sociales; todos los cuales están significativamente basados en la tecnología o potenciados por ella.

 

 

 

Los puestos que se basan claramente en las “habilidades humanas”, como las profesiones de ventas y marketing, los gerentes de innovación y los trabajadores de servicio al cliente, también experimentarán una demanda creciente. Los trabajos que se espera que sean redundantes incluyen los puestos de empleados administrativos basados en rutinas, como los empleados de introducción de datos, contabilidad y nóminas.

 

Es en este contexto, en el que muchos trabajadores quedarán desplazados del mercado laboral, es en el que surge el debate sobre la renta básica universal.

 

 

RENTA UNIVERSAL ¿SÍ O NO?

 

El informe del Foro Económico Mundial concluye diciendo que, si se gestiona bien, una combinación de recualificación y aumento de la actual gama de tareas puede crear oportunidades para un crecimiento nuevo y más productivo. Por ejemplo, se proyecta que las tareas administrativas y físicas sean reemplazadas significativamente por mano de obra mecanizada, por robots que dejarán espacio para que las personas se concentren en tareas de mayor productividad. Veremos si ese aumento de la productividad se transforma también en un reparto equitativo de las rentas.

 

 

También te puede interesar leer: EN 2 AÑOS LAS EMPRESAS ESTARÁN EN PROCESO DE DIGITALIZACIÓN

 

Te invitamos a probar KeyClouding en tu área de Recursos Humanos y lo uses sin costo en los procesos de selección que tengas en este momento en tu organización.

 

PRUEBA KEYCLOUDING GRATIS

 

 

Lee el artículo original en: NOBBOT